Se plantea la Reforma del Estado como la consecución de cambios estructurales en los ámbitos políticos, administrativos e incluso en la naturaleza misma del Estado. En el ámbito administrativo, y de acuerdo a su mandato legal, el INAP se ocupa como órgano técnico de la Administración Pública (Decreto 25-80 del Congreso de la República) de la investigación, la asesoría y la formación y capacitación del funcionariado en propuestas de reformas administrativas en la consecución de la eficacia y la eficiencia, la gobernanza democrática y el alineamiento del Estado y los gobiernos a las necesidades de los ciudadanos. En INAP creemos que el Estado por si sólo no produce el desarrollo pero tampoco puede haber desarrollo sin
un Estado fuerte, capaz, transparente y democrático.