INAP Impulsa creación del nuevo Modelo de Prestación de sus Servicios

Guatemala, 9 y 10 de marzo de 2020.  Con el objetivo de orientar sus esfuerzos hacia un nuevo modelo de prestación de sus servicios, el Instituto Nacional de Administración Pública -INAP- realizó un taller de inducción, dirigido a directores y coordinadores de las diferentes áreas que conforman la institución, para modificar su modelo de atención y sus capacidades institucionales con un enfoque sistemático orientado a la generación de valor público.

Con este taller se dio inicio al proceso de reconceptualización de la forma en que el INAP debe prestar sus servicios en base a un modelo de gestión que permita fortalecer la capacidad de las instituciones públicas en la obtención de los resultados, aplicando los elementos de la nueva gestión pública sustentadas en una visión de Estado.

Durante el desarrollo de la actividad el Gerente del INAPdoctor Gustavo Adolfo Fernández, instó a directores y coordinadores a unificar esfuerzos en este nuevo reto, para lograr instituciones públicas eficientes y eficaces atendidas por servidores públicos comprometidos con el desarrollo del país, así mismo recalcó la importancia y la necesidad de fortalecer las instituciones públicas y no a las personas.

Los funcionarios se mostraron comprometidos con la nueva visión de la gerencia y anuentes a realizar cambios con pensamiento estratégico en sus áreas de trabajo, para visibilizar la importancia del trabajo del INAP y lograr una exitosa Gestión del cambio e Innovación en la gestión pública.

El INAP según su Ley Orgánica tiene como misión generar y lograr que se ejecute un proceso permanente de desarrollo administrativo con el fin de incentivar la capacidad de las instituciones, dependencias públicas para que estas sean eficientes y eficaces en los aspectos que le son propios y en la producción de bienes y prestación de servicios destinados al sector público y a la sociedad.

El concepto de desarrollo administrativo está relacionado con la generación de capacidades en las entidades públicas para que puedan enfrentar los retos que

se originan a partir de las demandas e influencias de la sociedad, lo que implica elevar los niveles de eficacia en la obtención de resultados, para que puedan generar un valor público y crear las condiciones para que el país eleve su competitividad en el marco de un proceso de desarrollo de carácter sostenible.

En ese sentido el desarrollo administrativo es un proceso gradual que debe propiciar el desarrollo de las potencialidades de las entidades públicas en base a un conocimiento profundo de sus posibilidades técnicas, legales, financieras y del medio ambiente en el que operar, para posteriormente proponer cambios en su rol estratégico, en el diseño de su estructura organizacional y en los perfiles de los puestos que se requieren, para orientar su desempeño en las funciones que les corresponde de acuerdo a su mandato legal, para que por medio de una administración pública efectiva el Estado se convierta en un ente facilitador del desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × four =